"Ni siquiera la muerte puede consternarme, puesto que tengo la certeza de que el amor no cambia. Me siento completamente segura contigo. Soy parte de ti. Elizabeth".
(Carta de Elizabeth Haysom a Jens Soering. 24 de diciembre del 1984)
"Estoy muy contento porque tú me amas, porque yo te amo demasiado como lo he dicho y escrito, de una manera diferente, más que a nadie hasta el momento."
(Carta de Jens Soering a Elizabeth Haysom. 20 de enero de 1985)
Mi muy querido Jens, te amo muchísimo y creo que te puedo hacer muy feliz, más feliz de lo que estás ahora. Una felicidad universal permanente más pacífica en lugar de doblegarse en la devoción ciega que solamente puede ser temporal."
(Carta de Elizabeth Haysom a Jens Soering. 18 de abril de 1985)
"Mi querido tesoro, te amo muchísimo. Sé ahora más que nunca cuanto te necesito, lo mucho que te amo, que tan importante eres en mi vida. No puedo concebir una vida sin ti. Estoy estancada, tengo miedo porque sé que me amas y creo que tenemos una relación fabulosa. No quiero que esta cambie. Elizabeth."
(Carta de Elizabeth Haysom a Jens Soering. 3 de agosto de 1985)
"Mi muy querido Jens, ¿me has perdonado? ¡He madurado bastante! Te amo. Quiero abrazarte con mis muslos. Por cierto cariño, no importa lo que declare. Definitivamente tenemos que conseguirte una fianza. Estoy segura que podemos. Te has dedicado a mí. No me dejarás echarme la culpa sola. ¡Te amo! ¡Mi corazón se muere por ti!"
(Carta de Elizabeth Haysom a Jens Soering. 28 de mayo de 1986)


"Te amo más de lo que te imaginas y estoy contigo muy a menudo en pensamiento. Te amo demasiado mi pobre dulce niña.No lo olvides. Estoy ansioso por verte de nuevo. Te amo mucho, muchísimo. Por siempre tuyo, Jens".
(Carta de Jens Soering a Elizabeth Haysom. 5 de junio de 1986)
"Mi querido Jens, te amo demasiado. He estado pensando en como te verías en uniforme, ¡diablillo sexy! Si te escribo otra carta sucia el oficial meterá la ceja. ¿Qué pasó con la otra carta sucia que me prometiste? Lo poco que me mandas hace que me chorree. Un rasguño en la espalda con la yema de los dedos bajando por mi columna, sobre mis nalgas, entre mis labios… oh oh me desbarato ¡Ay Dios! … Eres buenísimo.  No puedo creer que fui tan tonta. No te merezco. Elizabeth"
(Carta de Elizabeth Haysom a Jens Soering. 28 de mayo de 1986)
"Veo mi futuro tan incierto, tal como lo es, pero no sin esperanza. Parece que mi habilidad para hacer algo bueno de algo malo - si yo tuviera esta habilidad de seguro- será una prueba muy muy dura. Pero lo lograré, lo juro y espero y deseo lo mismo para ti. Te amo muchísimo. Besos y abrazos siempre tuyo Jens."
(Carta de Jens Soering a Elizabeth Haysom. 9 de junio de 1986)

(Kopie 11)

Gracias por las cosas tiernas que me soplaste en el oído afuera de la corte. Fue un esfuerzo muy muy tierno y finalmente me doy cuenta que un "nada". Si sabes más que yo, bien. De otra manera no me podré mantener a flote con falsas esperanzas. De cualquier forma parece que estoy sobreviviendo sin ellas. Pero aún así aprecio y me encanta que me des lo poco que se puede dar, una pequeña esperanza en una situación tan desesperada. Eres una persona maravillosa".
(Carta de Elizabeth Haysom a Jens Soering .14 de junio de 1986)

Copyright 2016 Filmperspektive GmbH  |  Sickstrasse 36  |  70190 Stuttgart  |  Alemania  |  Email: info@filmperspektive.de 

Pie de imprenta y política de privacidad